Ulcus péptico

Las úlceras pépticas, gástricas o duodenales, consisten en una pérdida de sustancia de la mucosa gastroduodenal de profundidad variable. Las causas que las producen son múltiples, siendo con mucho las más frecuentes las asociadas a infección por helicobacter pylori, las asociadas a la ingesta de antiinflamatorios o aspirina y las úlceras de estrés.

Antiguamente la necesidad de realizar cirugía para el tratamiento de las úlceras y sus complicaciones (hemorragias, perforaciones, estenosis…) era muy frecuente, pero en los últimos tiempos ha disminuido mucho debido a la efectividad del tratamiento médico.

No obstante sigue habiendo un número de casos que requieren la realización de una intervención quirúrgica, bien porque sea una úlcera refractaria o resistente al tratamiento médico o porque aparezca alguna complicación.

Una vez sentada la indicación quirúrgica, la elección de la vía de acceso es claramente favorable a la laparoscopia por su menor traumatismo, postoperatorio más confortable, menor número de complicaciones generales y de herida, etc.

El vídeo ilustra la realización de una vagotomía troncular por laparoscopia.


“>