Tratamiento de la obesidad mórbida

Los tratamientos médicos, tanto dietéticos como medicamentosos, fracasan en el 98% de los casos de obesidad mórbida. Asimismo el balón intragástrico tampoco cura la obesidad mórbida, pudiendo tener si acaso, alguna utilidad en la preparación para la cirugía en los pacientes con obesidad mórbida.

El único tratamiento que puede controlar la obesidad mórbida a largo plazo es el quirúrgico.

Los objetivos de la cirugía son:

  1. Disminución del peso del paciente
  2. Disminución de las comorbilidades
  3. Mejorar la calidad de vida

La cirugía para la obesidad está indicada en el obeso mórbido con IMC superior a 40 Kg/m2, o bien, en el paciente con IMC mayor de 35Kg/m2 que tenga además comorbilidades mayores o graves.

Los comentarios están cerrados.