Características

  • El estómago: Va a ser pequeño, de 50 – 60 cc, con la forma y el tamaño de un plátano, pero con el tiempo aumenta su tamaño para permitir comer una comida pequeña normal. La parte del estómago que se quita no es reversible, pero esto no tiene importancia clínica posterior.
  • Disminuye la incidencia de úlceras anastomóticas: Las úlceras anastomóticas ocurren cuando el intestino se une al estómago en el bypass gástrico. Al haberse reducido el tamaño del estómago y la producción de ácido, también se disminuye la posibilidad de úlceras después de la operación.
  • No síndrome de “dumping”: Esta complicación ocurre cuando los líquidos y comida con gran cantidad de azúcares vacía en el intestino delgado en el bypass gástrico. Causa mareo, sudoración y sensaciones desagradables que hacen que los pacientes eviten tomar azúcares.
  • El píloro: Es la válvula que regula el vaciado del estómago. No se quita ni se deriva. Sigue funcionando normalmente, controlando el vaciado del estómago y evitando el síndrome de dumping del bypass gástrico. Permite, también, la reversibilidad del intestino delgado a una posición normal si fuera necesario.
  • No se quita ni un centímetro del intestino delgado, la parte más importante del aparato digestivo. Los jugos digestivos (bilis, páncreas e intestinales) no se pierden y no son alterados sino que son reabsorbidos.

Los comentarios están cerrados.